NEWS

Castellón Global Program
6
may

Sincronizar capacidades con oportunidades

Más de un centenar de personas participan en el webinar sobre los retos del Management en la era Covid-19 con Xavier Marcet

El pasado 29 de abril hablamos con Xavier Marcet sobre cómo la crisis del Covid-19 está afectando a las empresas a nivel nacional e internacional, destacando la importancia de pararnos a pensar para sincronizar, cuanto antes, las capacidades con la oportunidades empresariales. No todo son amenazas en la era del Covid- 19.

Un exitoso webinar en el que participaron 140 personas de España y Latinoamérica, que forma parte del conjunto de sesiones de formación y seguimiento del Castellón Global Program, programa de crecimiento e innovación empresarial organizado por el Parque Científico y Tecnológico de la Universitat Jaume I (Espaitec), con el apoyo de la Diputación de Castellón.

Xavier Marcet, consultor en estrategia, innovación y emprendimiento, destacó que estamos viviendo un momento de incertidumbre donde todo se ha paralizado, pero las empresas no pueden hibernar. Por ello, es imprescindible aprovechar la actual coyuntura para que las empresas se paren a pensar sobre su tesorería, sobre la situación en general y sobres sus clientes, viendo de qué forma la situación les afectará a nivel personal y profesional. «Lo del teletrabajo es la parte fácil de todo esto. Lo difícil es detectar los cambios que se están produciendo y que nos van a obligar a sincronizar capacidades y oportunidades»

Xavier-Marcet-Castellon-Global-ProgramLas empresas deben salir cuanto antes del mientras tanto, para empezar a prepararse para la recuperación. No pensando en un futuro cercano donde implementar cambios e innovaciones, sino volviendo a su actividad aplicando todo tipo de modificaciones desde el minuto cero. Xavier afirmó que estamos en un momento para dejarnos de tonterías y centrarnos en lo esencial, pensando en nuestras capacidades y ver si podemos adaptarnos a ellas como oportunidad, pues el futuro de las empresas se dirime en cómo sincronizan sus capacidades con sus oportunidades.

Si las oportunidades son más dinámicas que las capacidades la empresa se empantana en sus inercias y entra en problemas. Si las capacidades son más dinámicas que las oportunidades es que confundieron precipitación con innovación. Sincronizar capacidades y oportunidades es uno de los secretos del crecimiento y la consistencia. Las oportunidades pueden consistir en intensificar los actuales negocios o bien en crear nuevos desde la innovación. Las capacidades son las estructuras, las tecnologías y sobre todo son las personas.

Acompasar capacidades y oportunidades nunca fue fácil, pero con los actuales ritmos de cambio acelerado, resulta del todo imprescindible. El primer paso para hacer este cambio es realizar un inventario de capacidades.

Inventario de capacidades empresariales

Las capacidades son todo aquello que sabemos hacer bien. En situaciones como estas debemos utilizarlas para empezar nuevas líneas de negocio o mejorar las existentes. Como empresas tenemos que ver si somos capaces de convertir prioridades y recursos en objetivos, pasando de los relatos estratégicos a la realidad.

Veamos algunas de las capacidades empresariales que debemos tener en cuenta para empezar la sincronización:

  1. Definir y convertir los objetivos, las prioridades y los recursos vinculados en resultados.
  2. Vender más allá de un porfolio concreto.
  3. Fabricar productos y servicios competitivos.
  4. Potenciar  una  buena relación con clientes y proveedores.
  5. Gestión de talento. Capacidad de atraer, mantener y proyectar a personas de talento.
  6. Absorber tecnologías emergentes. Es decir, saber traducir nuevas tecnologías a  necesidades de clientes y negocio. En la era de la digitalización esta capacidad ha dejado de formar parte de la estrategia para convertirse en una nueva realidad empresarial.
  7. Marketing, definir muy bien las necesidades de los clientes. Tener capacidad para meterse en su cabeza es fundamental. Debemos pensar en los clientes como conjunto, analizar lo que piensan sobre el sector, el mundo…
  8. Innovación, saber crear nuevo valor para los clientes de un modo recurrente y diferencial.
  9. Aprender y desaprender. Ser una organización con capacidad de profundizar y adaptar conocimientos y habilidades colectivas.
  10. Comunicación interna y externa. Crear relatos corporativos y captar la atención de los stakeholders.
  11. Sistema de liderazgo capaz de dar visión y confianza para que cada persona pueda ofrecer su mejor versión.
  12. Alto nivel de compromiso para favorecer que la transformación se interprete también como algo individual. Compromiso entendido como valor transversal, las cosas se hace bien porque así debe ser. El éxito es más fácil de conseguir cuando hay equilibrio e inclusión en todos los niveles de la empresa: accionistas, trabajadores, dirección….
  13. Capacidad de cambio real. Trascender la retórica del cambio y generar formas de trabajar distintas. Hay empresas que son capaces de cambiar, otras que solo son capaces de decir que cambiarán.
  14. Alta fluidez, entendida como agilidad estratégica y operativa.
  15. Internacionalización. Capacidad de operar rentablemente en mercados externos, tener una mentalidad no solamente local.
  16. Resiliencia, calidad para aguantar momentos difíciles y adaptarse en situaciones de alta adversidad.
  17. Emprendimiento, capacidad para emprender nuevos proyectos que impacten en los existentes o creen nuevas empresas.
  18. Simbiosis con el ecosistema. Crear oportunidades aprovechando las relaciones con otros actores del ecosistema. Es un momento para pensar que nadie nos va a arreglar la situación, pero será más fácil si vamos con otros.
  19. Sensibilidad social, entender las necesidades y tendencias de la sociedad y convertirla en valor corporativo o/y valor social.

Inventario de oportunidades empresariales

Para identificar las oportunidades, que están fuera de la empresa, es necesario salir de nuestra zona de confort y asomarnos a nuestro entorno para verlas. Y una vez vistas, no es suficiente con describirlas. La innovación no consiste en describir detalladamente oportunidades, consiste en explorar, probar, fracasar, aprender del fracaso, acertar.  Una empresa con capacidades dinámicas es aquella que mientras explota los negocios inerciales crea nuevas oportunidades.

  1. Generar eficiencias. Redefinir procesos para ajustar costes y aumentar la competitividad. Tenemos que pensar en lo esencial y evitar burocracias, la burocracia viene cuando dejamos lo esencial.
  2. Pasar de una lógica de producto a una lógica de servicio, o de una lógica de servicio a una lógica de experiencia. Si es necesario, debemos redefinir el modelo de negocio.
  3. Focalizarse. Centrarse en los productos/servicios o en los clientes que aportan más margen, ellos son la palanca de nuestra recuperación.
  4. Redefinir el canal de relación con el cliente. Es decir, establecer un mix de canales de relación con el cliente que aumente las oportunidades.
  5. Abrir nuevos mercados. Vender productos del porfolio en mercados donde no hay presencia. También expandir mercados, es decir, ampliar donde ya tenemos presencia.
  6. Innovación incremental, mejorar los productos del portfolio con nuevos elementos que refuercen su competitividad. Es decir, mejora continua.
  7. Innovación radical, crear nuevos productos y servicios para resolver necesidades que el cliente no nos sabe expresar. Es muy difícil pero no hay alternativa.
  8. Innovación disruptiva, romper las reglas del juego de los negocios existentes con nuevas tecnologías y nuevos modelos de negocio.
  9. Desarrollar alianzas. Recomponer la cadena de valor con nuevos actores para ganar competitividad o ampliar la oferta.
  10. Crear plataformas con capacidad de integrar servicios para el consumidor final, o unirse a una plataforma existente.
  11. Personalización. Centrarse en las necesidades de los clientes y ser capaces de ofrecerle productos o servicios individualizados.

En definitiva, estamos en un momento donde necesitamos repensar nuestras capacidades porque es un momento de nuevas necesidades y tenemos que estar atentos. Solo siendo flexibles al cambio y sincronizando capacidades con oportunidades, podremos seguir adelante.

–>> Descarga la presentación

Leave a Reply