NEWS

Castellón Global Program
Lajuana Club Empresas CGP
13
abr

10 años de Lajuana: «El Club de Empresas CGP es una red territorial básica para muchas empresas»

En sus diez años de vida, Lajuana ha conseguido resituar la “espardenya” como un referente en nuestra moda gracias a una perfecta conjunción entre tradición, innovación y diseño.

Lajuana Club Empresas CGPLajuana, una empresa ubicada en la Salzadella (Baix Maestrat) que ha reinventado y modernizado las tradicionales alpargatas, cumple diez años. Un aniversario que les ha tocado celebrar en mitad de una crisis, como en su nacimiento, reinventándose y poniendo en valor espacios como el Club de Empresas Castellón Global Program, del que forman parte desde su participación en el CGP 2014.

Llevan por bandera el slow fashion (literalmente moda lenta), un concepto que hace referencia a su ideal de moda sostenible y que ponen en práctica con un laborioso trabajo manual de cada una de sus creaciones y con un enorme respeto al trabajo artesanal de nuestros ancestros.

Sus fundadores vienen de una amplia trayectoria en el mundo artístico, del diseño industrial y de la comunicación; una base desde la que crecer, entre otras cosas, gracias al asesoramiento y a la visión de desarrollo empresarial que les aportó cada sesión formativa organizada en Espaitec y gracias a las sinergias que se crean en este Club de Empresas CGP.

El Club de Empresas Castellón Global Program está actualmente formado por las 77 empresas que han participado en el programa a lo largo de sus ocho ediciones y a las que se podrán sumar aquellas seleccionadas en esta próxima novena edición. Desde este espacio se generan puntos de encuentro y se realizan tareas de seguimiento, difusión y formación gratuita relacionada con distintas habilidades empresariales.

Miembros Lajuana Club Empresas CGPLajuana es un acrónimo del nombre de sus socios, Juanvi Ferreres, Álex Adell y Natalia Sales, aunque detrás de este proyecto están también las mujeres costureras de los pueblos de els Ports y les Useres que les han enseñado “el oficio” y gracias al cual hoy se consideran artesanos. Con motivo de su décimo aniversario hemos podido hablar con Juanvi Ferreres, cofundador y diseñador de producto de estas alpargatas contemporáneas.

Lajuana cumple 10 años, ¿cómo surgió la idea de renovar un producto tan tradicional como la espardenya?
Los gustos personales tuvieron mucho que ver en el nacimiento de Lajuana. Nuestra admiración por la artesanía, el respeto por la tradición y la cultura popular en la que crecimos, nuestro entorno y las raíces fueron determinantes para fijarnos en un producto como la espardenya. El reto desde el principio fue el ser capaces de desarrollar espardenyas que pudieran competir estética y funcionalmente con otro tipo de calzado ya existente en el mercado, creando así espardenyas contemporáneas sin que ello significara perder la fabricación sostenible y artesanal que siempre caracterizó este producto.

– ¿Cuáles han sido vuestros logros más importantes?
El mayor logro conseguido ha sido sin duda el hecho de aprender el oficio artesanal para su fabricación, recuperarlo y hacerlo nuestro convirtiéndonos así en artesanos del calzado. El ser capaces de mantener la empresa durante estos años o la aceptación del producto por parte de los consumidores son sin duda consecuencia de esa fabricación propia, artesanal y de la pasión con la que realizamos cada colección y cada par de espardenyas Lajuana.

– En 2014 fuisteis una de las empresas seleccionadas para el Castellón Global Program, ¿qué os aportó el hecho de formar parte de ese programa?
Nuestros perfiles profesionales eran artísticos, de diseño industrial y la comunicación por lo que teníamos un déficit para la creación y mantenimiento más puramente empresarial. El Castellón Global Program nos abrió las puertas para el aprendizaje en este tipo de aspectos que sin duda han sido básicos en el día a día de la empresa.

El asesoramiento, cada una de las sesiones organizadas en Espaitec y el compartir dudas y opiniones con otras empresas del entorno nos permitieron crecer y aprender para continuar con Lajuana.

– Desde entonces pertenecéis al Club de Empresas Castellón Global Program, ¿por qué pensáis que es importante seguir vinculados al programa?
Por las sinergias que se crean con los demás participantes, por los consejos de los organizadores y profesionales, por la proximidad, por las dudas que se han aclarado gracias a pertenecer al Club y porque se creó una red territorial que es básica para muchas empresas como la nuestra. La organización de cursos formativos son otro aspecto importante.

– En breves lanzaréis la próxima colección, “RE-”, ¿con qué novedades queréis sorprender a vuestros clientes?
RE- va a ser algo más que una colección, es un canto a un estilo de vida, una reflexión para la sociedad, una declaración de intenciones, es un punto de vista muy personal de Lajuana. RE- como prefijo y como colección invita a considerar el pasado como algo imprescindible para vivir el presente, para modificarlo, y para plantear un futuro más sostenible, donde aspectos aparentemente irrelevantes cobran un valor mayúsculo.
RE- hablará de re-vivir, de re-nacer, de re-construir, de re-poblar, de re-utilizar. Todos estos conceptos han definido nuestra marca y nuestros productos desde el principio sin que muchas veces hayamos sido conscientes de ello y en nuestro décimo aniversario queríamos revisarlos y reivindicarlos. En esta colección tendrán un papel importante laLajuana Club Empresas CGP cultura popular, la artesanía, el pasado y nuestras raíces con una visión propia y contemporánea y que se reflejarán a través de los tejidos, nuevos productos y la estética. Además de nuestras juanas, lanzaremos otros complementos como joyería y bolsos que esperamos tengan una buena acogida por nuestros clientes.

– ¿Dónde os gustaría que estuviese Lajuana dentro de otros diez años?
Lo que sobre todo nos gustaría para un futuro es que Lajuana siguiera siendo fiel a sus principios, que no solo aportara productos más o menos bonitos y cómodos, sino que fuera una empresa capaz aportar su granito de arena y contribuir a mejorar la sociedad a través de la slowfashion, la sostenibilidad y en revalorizar el papel de la artesanía.

Leave a Reply